El taller la parresia, está ubicado en el Valle de Aburrá, en la ciudad de Medellín. Su trabajo se desenvuelve en la experimentación desde la serigrafía artesanal en la busqueda de expandir la gráfica y el cartelismo, que al mismo tiempo permite la experiencia colectiva en la reproducción de la gráfica latinoamericana y teje líneas con el transeúnte, el visitante y el dueño de la fachada. la curiosidad se conecta en la incomodidad del cartel para crear una nueva sensación.

En la retórica clásica, la parresía era una manera de «hablar con franqueza o de excusarse por hablar así».1​ El término está tomado del griego παρρησία (παν = todo + ρησις / ρημα = locución / discurso) que significa literalmente «decirlo todo» y, por extensión, «hablar libremente», «hablar atrevidamente» o «atrevimiento». Implica no solo la libertad de expresión sino la obligación de hablar con la verdad para el bien común, incluso frente al peligro individual.

El taller desarrolla todo el proceso; partiendo de la investigación de la gráfica identificando los referentes y contactos que se hacen para la apropiación, para después pasar por la cuestión digital y tratamiento de la gráfica apta para la impresión y el revelado, y así llegar a la estampación en papel y textil con la finalidad que tome cuerpo en el cartel puesto en la calle o en la prenda.

“La finalidad del arte, con los medios del material, consiste en arrancar el percepto de las percepciones de objeto y de los estados de un sujeto perciviente, en arrancar el afecto de las afecciones como un paso de estado a otro. Extraer un bloque de sensaciones, un mero ser de sensación. Para ello hace falta un método que varía con cada autor y que forma parte de la obra” G. Deleuze

Es un espacio de encuentro de diversas generaciones, experiencias y habilidades; se encuentran fotografos, camarografos, proyeccionistas, performers que vienen de la danza y el circo, músicos del punx y biciactivistas. Todxs de diversas formaciones; sociólogos, comunicadores, artistas, antropologos y danza.

El taller La Parresía se transforma en una posibilidad para crear en juntanza y como menciona Butler “La ‘parresía’ se convierte, entonces, en una ocasión para la solidaridad y para la resistencia, en la que el miedo convive con la valentía”.

“la parresía en un terreno nuevo, que no encontramos en los análisis foucaultianos. Va más allá de la valentía como virtud individual y del discurso como expresión del individuo. La palabra valentía nos lleva a pensar en individuos valientes, nos remite a cierta “ética de la virtud”, pero Butler alumbra una valentía de otro tipo, la que nace de la solidaridad, la que nace del actuar de común acuerdo. Una valentía que es rasgo y efecto de las relaciones de solidaridad. Por otra parte, defiende que la expresión política no siempre se apoya en el “discurso” en sentido estricto, ya que “las modalidades plurales de expresión política pueden manifestarse en forma de discurso, gesto, movimiento, poniendo en primer plano el cuerpo como escenario de la contienda política”.

Las integrantes del taller exploran técnicas que desenvuelven con solvencia; el performance, el registro audiovisual y fotográfico, en trabajos de cartografías críticas. La indagación en la técnica de la serigrafía ha logrado entrelazarse para devenir en manada, manteniendo la disciplina, la exploración y en el compartir cotidiano en un lugar.

Colectivo de comunicacion, performance, y audiovisual ubicando en el valle de la muerte, medellin, colombia

Colectivo de comunicacion, performance, y audiovisual ubicando en el valle de la muerte, medellin, colombia